Un paraíso entre senderos en la Ruta del Vino de Rueda

La naturaleza está siendo la gran aliada del turismo en estos tiempos de pandemia

La ruta pone a disposición del viajero cerca de una veintena de senderos, muchos de ellos homologados, por los que disfrutar de los paisajes y del entorno con la seguridad que da el ecoturismo

El viajero puede descubrir, a pie, a caballo o en bicicleta, diferentes recursos patrimoniales y naturales y conocer a fondo este destino, de gran tradición vitivinícola, que abarca las provincias de Ávila, Segovia y Valladolid

Tordesillas, es punto clave desde el que disfrutar de numerosos paisajes y caminos. Como ocurre en la etapa 16 de la Senda del Duero GR14, su itinerario lleva hasta la localidad de Castronuño donde se puede disfrutar de los miradores del Duero en su Reserva Natural. La Villa del Tratado ofrece otros senderos en los que conocer sus antiguas Aceñas  o en los que poder contemplar el horizonte en la Cuesta de Carracastro

En los municipios que forman el denominado corazón de la D. O. Rueda es posible recorrer varios senderos homologados en los que el vino es el gran protagonista

En Serrada, Entre Viñas es un itinerario de corto recorrido en el que el visitante puede ver los matices de los diferentes tipos de viñedo y recorrer las calles de la localidad para conocer a fondo la cultura popular del vino, ligada al arte en su museo al aire libre. A unos 15 kilómetros de Serrada se encuentra Pozaldez, una localidad de elevada altitud que pone en valor su tradición al cultivo de la vid y del olivo a través de la Ruta del Aceite y la Ruta del Verdejo . A medio camino entre Serrada y Pozaldez se sitúa Matapozuelos, un municipio muy ligado a la gastronomía y del que parte el sendero homologado de Nivaria, que recuerda a su vez los orígenes vacceos de la localidad.

De reciente homologación es la Ruta de los Vinos de Rueda. Un itinerario circular que une las localidades de La Seca, Rueda y Medina del Campo y que puede comenzarse desde cualquiera de ellas. Mas de 39 kilómetros para disfrutar a pie, en bicicleta o a caballo de la cultura vitivinícola y el patrimonio cultural de este territorio. En Rueda, es posible recorrer dos senderos homologados, el sendero de Zofraga que discurre entre pinares y viñedos y el sendero del Alcornocal . Este último parte desde la localidad de Foncastín hasta llegar al Alcornocal de Valdegalindo, una curiosa masa forestal poco extendida en tierras vallisoletanas y que aún conserva ejemplares de buen porte.

En la Ruta del Vino de Rueda es posible también disfrutar de senderos homologados que discurren cercanos a los cauces de los ríos en  diferentes municipios

En Villanueva de Duero, la ruta de la Pesquera al Adaja permite que el viajero se adentre en la vegetación de ribera y pinar en un recorrido circular que parte y finaliza en el municipio. La Cuesta de la Cerviguera es otro itinerario que discurre por la naturaleza en Villanueva.

En Mojados se encuentra un sendero homologado lineal denominado Valle a Valhondo, que penetra por el valle formado por el curso del río Cega, ecosistema en el que se puede observar una gran diversidad de aves. A pocos kilómetros de allí, dirección sur, en Hornillos de Eresma es posible disfrutar de la abundante vegetación y relajarse en sus playas fluviales. El sendero homologado circular de la Ribera del Eresma es el escenario idóneo para adentrarse entre bosques de ribera y pinar y desconectar del mundanal ruido.

Hacia el sur y casi en los límites del territorio de la Ruta del Vino de Rueda nace la Vía Verde del Eresma de Olmedo hasta Segovia pasando el itinerario por la localidad de Nava de la Asunción. Una ruta para hacer por etapas que descubre al viajero el antiguo recorrido de la línea de ferrocarril Medina del Campo- Segovia.

En estos tiempos en los que las actividades al aire libre son la mejor opción para disfrutar del tiempo de ocio, estos senderos pueden ser una buena alternativa para mantenerse en forma y descubrir a fondo diferentes paisajes dentro de la Ruta del Vino de Rueda, un paraíso conectado por senderos.