Ruta del Vino de Rueda

18/02/2015

La Sardina Dulce y su degustación cierran el Carnaval de La Seca

El Carnaval de La Seca vivió ayer, martes de carnaval, su epílogo más dulce tras el entierro de la sardina. Con un frío gélido, los vecinos de La Seca se volcaron en el último acto de la programación carnavalesca, con el desfile de la sardina, previo a su quema y sonora traca fruto de la combustión de una sardina que con el trabajo de los niños y profesores del Taller de Creatividad del CEIP César Bedoya y el AMPA, se presentó al pueblo de La Seca disfrazada de elefante, como homenaje a Julio Verne y su obra literaria "La vuelta al mundo en 80 días", retratando así el pasaje de Phileas Fogg por tierras de la India.

A las 21.00 horas estaban convocados los vecinos en las inmediaciones de la Cooperativa Agrícola Castellana, tras tomar un pincho en La Posada de Toño, de donde saldría la comitiva con la sardina, amenizada por la Charanga Los Piraos. Tras pasar por la Residencia de Mayores "Villa de La Seca", la comitiva, acompañada por el paisaje sonoro compuesto por cohetes y notas musicales , llegó hasta las inmediaciones del Bar La Fragua dónde tras la quema de la sardina, se degustó como punto y final la tradicional sardina dulce, una sardina de masa de bollo suizo  de más de dos metros aportada por la Panadería José Pérez, que se repartió junto a un agradecido chocolate caliente.

Así se puso punto y final a un Carnaval, el de La Seca, que con un formato que camina hacia las tres décadas de vigor, ha concentrado botargas, botarguillas, mojigangas, talleres infantiles, música y una amplia oferta y compromiso por parte de todos los hosteleros de la villa.

Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores