Ruta del Vino de Rueda

29/09/2015

La bodega Javier Sanz Viticultor culmina una vendimia sin prisas con una uva de gran calidad y un 10% menos de volumen

Javier Sanz Viticultor finaliza una vendimia marcada por unas uvas más pequeñas pero de gran calidad que “auguran unos vinos más aromáticos, frutales, con más cuerpo y con una mayor intensidad varietal, gracias a la perfecta maduración fenólica de la uva durante esta añada”, según indica Javier Sanz Cantalapiedra, viticultor y propietario de la bodega de la D. O. Rueda.
Las características meteorológicas de la añada han estado marcadas por la falta de lluvia y las altas temperaturas del verano, causas del menor volumen en la cosecha, pero han permitido que la calidad de la uva sea muy alta, gracias a una estupenda maduración fenólica y a una ausencia prácticamente total de plagas y enfermedades en el viñedo.
 

  • UNA VENDIMIA SIN PRISAS, MARCADA POR EL BUEN ESTADO SANITARIO DEL VIÑEDO

La vendimia se ha adelantado una semana respecto al año anterior y ha comenzado a finales de agosto con la variedad Sauvignon Blanc, la primera en madurar. Días después se ha vendimiado la uva verdejo, variedad mayoritaria de la bodega y, por último, la malcorta, un tipo de verdejo que había caído en desuso y que la bodega Javier Sanz Viticultor ha recuperado en exclusiva por tener un ciclo vegetativo más largo que la verdejo convencional, lo que le dota de una acidez natural mayor y una elegancia aromática única.

Según Santiago de Íscar, enólogo de Javier Sanz Viticultor, “este año la vendimia se ha desarrollado con tranquilidad y sin prisas, gracias al buen tiempo de las últimas semanas y al buen estado sanitario del viñedo. Además, los parámetros analíticos de los mostos demuestran un buen equilibrio de acidez y azúcar y un gran potencial para la vinificación, lo que se traducirá en unos vinos de la añada 2015 frutales, varietales y de gran calidad”.

La bodega Javier Sanz Viticultor cuenta con 104 hectáreas de viñedos propios, situados en pleno corazón de la D. O. Rueda. Los rendimientos medios son de 7.500 kgs/ha en los viñedos en espaldera, vendimiados mecánicamente por la noche, y de 1.300 kgs/ha en los viñedos en vaso, vendimiados a mano realizando una primera selección de uvas en el propio viñedo.

 

 

 

  • METICULOSA VITICULTURA Y MÍNIMA INTERVENCIÓN EN BODEGA

La filosofía de Javier Sanz Viticultor se basa en un continuo y meticuloso trabajo en el viñedo durante todo el año para conseguir que la calidad de la uva sea máxima, respetando la expresión de la variedad y de su terruño.
Por ello, en bodega se sigue la filosofía de mínima intervención en los mostos, llevando a cabo una vinificación por parcelas, es decir, vendimiar una finca y vinificar ese mosto en un depósito, separándolo de otras parcelas, con lo que se consigue conservar las características diferenciales de cada finca y su terroir.
En estos momentos ya sólo quedan por vendimiar las variedades tintas, como la tempranillo, la merlot y otras experimentales, como la Colorado. Además, este año la bodega Javier Sanz Viticultor tiene previsto realizar pruebas y microvinificaciones con la variedad denominada bastardillo, una variedad tinta muy aromática procedente de los Arribes del Duero, para la elaboración de un vino rosado.

Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores