Ruta del Vino de Rueda

Apostamos por el turismo sostenible y responsable
27/05/2020

Apostamos por el turismo sostenible y responsable


El enoturismo es, sin duda, uno de los mayores ejemplo de turismo sostenible y responsable. Alejado del turismo de masas, de la cultura de la sobreproducción y la aglomeración, el enoturismo en la Ruta del Vino de Rueda basa su actividad en la autenticidad de lo esencial, al desarrollo en el medio rural y a la promoción de nuestra cultura más arraigada, vinculada desde tiempos lejanos al vino y a la gastronomía local. En plena sintonía, además, con el concepto de turismo rural siempre convergente con la innovación y las nuevas tendencias.


El 2015 fue un año histórico en lo que a sostenibilidad se refiere. Era el momento de frenar y volver a la esencia del hombre, una acción necesaria si queríamos asegurar nuestro futuro como especie. El consenso entre gobiernos de todo el mundo para la creación de una agenda para el desarrollo marcó un antes y un después en la historia. Era esta una iniciativa trasformativa, centrada en las personas, formada por 17 objetivos y 169 metas valientes y ambiciosas que regían la nueva agenda mundial para el desarrollo de los próximos 15 años. El turismo se constituía así como motor para su consecución, de manera directa o indirecta, especialmente en los Objetivos 8, 12 y 14. centrados en el desarrollo económico inclusivo y sostenible, el consumo y la producción sostenibles y el uso sostenible de los océanos y los recursos marinos. 

Objetivos estos que siempre se plantearon como elementos clave de nuestro destino enoturístico y que se conformaban como axiomas en la actividad principal de la Ruta del Vino de Rueda y de sus socios, estando perfectamente alineados con nuestra propia filosofía: 

OBJETIVO 8

Promover el crecimiento económico continuado, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.    
El enoturismo es una de las fuerzas motrices de nuestro territorio, siendo la industria del vino y su cultura el principal motor económico de toda la región. Se consigue a través del binomio turismo y vino el crecimiento económico responsable y sostenible, la posibilidad de ofrecer un futuro mejor a nuestros jóvenes -a través de la creación de empleo digno y profesionalizando el sector- , promoviendo a su vez la cultura y los productos locales vinculados a ella.


OBJETIVO 12

Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

El desarrollo de la Ruta del Vino de Rueda pasa por el refuerzo continuado de uno de sus pilares fundamentales: la gastronomía y el vino; pensados estos desde un planteamiento de respeto, tanto en la gestión sostenible y eficiente de los recursos naturales como en la redución de residuos y el fomento de la gestión ecológica de los recursos naturales. Una nueva tendencia parece imperar en consumidor moderno que toca directamente nuestra forma de ver y entender la producción de vino y productos agroalimentarios y que pasa por la recuperación de técnicas ancestrales y el respeto por el medio ambiente. Asimismo, aspiramos a estimular la implementación de prácticas sostenibles en empresas y el acceso universal a información sobre estilos de vida en armonía con la naturaleza.

Compartimos y trabajamos plenamente una apuesta empresarial hacia modelos económicos, productivos y de consumo que valoren y respeten la sostenibilidad. Prueba de ello es la clara apuesta del sector vinícola por la producción ecológica y del sector agroalimentario por la recuperación e implatación de técnicas de trabajo respetuosas con su entorno. 


OBJETIVO 14

Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Aunque alejados del entorno marino, somos consciente de que nuestras acciones afectan en positivo o negativo a su desarrollo sostenible, por eso, nuestros socios tienen claro el uso de protocolos que ayuden al consumo responsable del agua, reducir la contaminación y mejorar el uso óptimos de los recursos naturales. 


Se trata, en definitiva, de una manera de entender la vida y una forma de compartir nuestro espacio en este planeta, asegurando que nuestras raíces culturales, sociales y económicas armonicen con el pasado, presente y futuro de nuestra población. Una forma de vida que compartimos con nuestros visitantes, a quienes recibimos con los brazos abiertos deseosos de mostrarles quienes somos y cual es nuestra apuesta por un futuro mejor.
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores